Athletic young woman drinking bottled water

Si hablamos de deporte, también tenemos que hablar de hidratación. La sudación, que se produce durante el ejercicio físico, expulsa hacia el exterior un volumen de líquido, que debemos reponer con la hidratación.

La mejor manera de reemplazar el líquido perdido, es habituarse a consumir grandes cantidades de líquido que este frío y que sea isotónico o diluido, ya que este tipo de ingestas se diluyen más rápidamente que los líquidos calientes, que sean más concentrados, que alargan el vaciamiento gástrico, llegando a producir nauseas o molestias en el área abdominal.

Si la actividad física que realizas es dar paseos y consideras que tu sudación no excesiva y por lo tanto, esto no te atañe, no pases rápido de tema, porque este esto también es para ti. Cualquier actividad física, ya sea leve o moderada, debe efectuarse teniendo en cuenta la hidratación, antes de realizar el ejercicio (evitar beber mucha agua justo antes de comenzar porque puedes sentir molestias), durante la actividad, y después de la misma.

Tanto la hidratación, como el realizar calentamientos (antes del ejercicio) como estiramientos (después del ejercicio), son premisas fundamentales para que el hacer ejercicio se convierta en un beneficio para el organismo y no al contrario.

Siempre puedes consultar sobre este tema a un profesional de la actividad física y el deporte, o a tu nutricionista, ambos profesionales, sabrán asesorarte adecuadamente.

foto: ©Johannes Lehner – fotolia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s