Alimentos que favorecen la Acidez

Hoy vamos a hablar de distintos tipos de alimentos, y cómo estas diferencias, fomentan o no la acidez en el interior del cuerpo humano.

Primero, aclaremos, que cuando un alimento favorece la acidez, no tiene por qué tener un sabor ácido cuando lo comemos. Lo que tenemos en cuenta para determinar la “acidez” que puede llegar a portar un determinado alimento, tiene más que ver con sus residuos metabólicos más que con su sabor, o su apariencia. Aunque hay ocasiones, que un alimento contiene un sabor ácido, y contribuye a su vez, a acidificar el estado interno del organismo. Esta es la diferencia por ejemplo entre la fruta ácida, que contiene ácidos orgánicos débiles, o la mantequilla, que favorece la acidez en el organismo.

Los alimentos que potencian la acidez interna son los huevos, la leche, el azúcar blanco, el alcohol, el café, el té, el cacao, los mariscos, carne, y algunos quesos (sobretodo los curados). Esto no significa que debamos dejar tomar estos alimentos en nuestra dieta, esto podría ser un error. En nutrición y salud, las premisas no son sencillas, si eliminamos de la dieta alimentos sólo por su contenido ácido, también estaremos eliminando otros nutrientes que nos pueden resultar beneficiosos. Los alimentos que definimos cómo ácidos por su composición son las frutas ácidas, los frutos secos, espinacas, espárragos, puerros, yogur, kéfir, col fermentada, miel y ruibarbo, entre otros.

La cantidad de estos alimentos que debe aportar la persona según sus actividades diarias, género, hábitos, etc. varía mucho, por lo que no podemos aventurarnos a hacer una regla general. Para saber cuál es el tipo de dieta más adecuada para nosotros, lo primero es consultar un profesional de la nutrición que nos haga un estudio exhaustivo sobre cuál es el estado físico del que partimos, y desde ahí, podemos construir una dieta adecuada basada sobretodo en hábitos saludables. Como ya hemos comentado en post anteriores, lo importante es entrar en un tipo de vida saludable construida con hábitos, y dejar las dietas severas para estados en los que son necesarias.

foto: ©Katrinshine-fotolia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s